Tuviste un mal día ¿cierto? -¿Cómo te diste cuenta?. Escucho la música de tus audífonos al otro extremo de la habitación.

Menos mal que nadie escucha lo que pienso.